Deprecated: mysql_pconnect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/coexport/public_html/control/Connections/conec.php on line 10
COEXPORT
     Esquina del Experto
2018-04-19
Empacando para exportar
dd

Fuente: Enlaces - Revista de Negocios UTEC

Escrito por: Daniela Henríquez de Salazar

Docente de Logística y Distribución y Comercio Electrónico, Facultad de Ciencias Empresariales de la UTEC

 

El empaque es fabricado con diferentes materiales, dependiendo de la finalidad del uso del producto, tomando siempre en cuenta que debe ayudar a contenerlo, protegerlo, manipularlo, distribuirlo y presentarlo de la forma más adecuada y eficiente. El embalaje es un medio material destinado para proteger una mercadería para su envío, es decir, manipularla, cargarla, descargarla, transportarla y exportarla, así como para su conservación en depósitos y almacenes.

  
En definitiva, es de suma importancia siempre conocer el peso, las medidas, la temperatura y los componentes especiales del producto para evitar un empaque muy ajustado que podría romperse en el camino. Es usual emplear uno ligeramente más grande que el producto, para que permita añadir protección a los lados, como cobertura de burbuja, tiras de papel de diario, relleno suelto, papel corrugado, viruta de madera o material de amortiguación, entre otros. Es imprescindible hacer pruebas para saber qué tan resistentes el producto a un golpe o daño, midiendo así cuánta protección necesita.

Los plásticos flexibles son considerados como un empaque versátil y fácil de manejar, por lo que suelen ser los más utilizados en el manejo de productos como confitería y cereales, y otros.

En cambio, para el empaque apropiado de productos alimenticios, resistente a la grasa, calor y humedad, suele ser utilizado el papel pergamino vegetal y encerado. Asimismo, puede observarse una variación en los tamaños de empaques y envases; y la preferencia por empaques pequeños es debido a que se tiene un mayor control de la porción, logrando precios competitivos, es decir, más accesibles para el consumidor y, por su tamaño, se vuelve fácil de movilizar.

En la actualidad, hay una tendencia notable hacia el uso de productos “on the go” —para el consumo en el camino—, lo que implica diseños estructurales de

 

envases que se puedan manipular fácilmente, tomar con una sola mano, para consumir, guardar o desechar, generando un trabajo adicional, pues se debe incluir información e instrucciones claras para el consumidor final de su forma de uso.

Se debe tomar en cuenta que el empaque que se elija para el producto puede marcar una diferencia en la satisfacción de compra en el cliente final y, a la vez, tendrá un valor adicional, acentuando la imagen de la compañía, demostrando el interés de la empresa de que sus clientes reciban sus productos en excelentes condiciones, siendo transportados cuidadosamente y con materiales de primera calidad.

En la actual tendencia del mercado de transporte, el empaque dejó de ser visto como el envoltorio o recipiente que busca contener y proteger un producto para su manejo, con el que se transporta y en el que deposita. El empaque del producto debe ser concebido desde su diseño para resistir las condiciones temporales de almacenamiento y el manejo, lograr una mayor visibilidad en el estante y llamar la atención del consumidor.


Debe tomarse muy en cuenta que el empaque será lo que atraerá al consumidor final. No solo se contemplan los colores, el diseño o los materiales utilizados, sino también las presentaciones. Por ejemplo, si el consumidor está acostumbrado a comprar en libras y el empaque de su producto muestra kilos, lo más probable es que eso no sea un aspecto que ayude a cerrar la venta. También se deben validar las cantidades en las que son envasados los productos de la competencia. Si su producto está envasado en cantidades diferentes a las preferidas por el mercado, probablemente se esté colocando en desventaja frente a su
competencia.

Una etiqueta atractiva, un empaque único o una frase bien pensada pueden ser razón suficiente para que un consumidor se sienta atraído por el producto que alguna marca ofrece, pero será la calidad de este, el cuidado de su manejo y la rapidez con que se entrega lo que le dará mayor valor de compra, por eso se vuelve de vital importancia considerar siempre el tipo de empaque o embalaje que será utilizado en su movilización, permitiéndole llegar de manera original a las manos del usuario final.

Anuncios
Inscríbete
reg
Actividad mensual
registro socios
reg