ANEP: Reducción de demanda en EEUU podría mermar exportaciones de El Salvador

Estados Unidos es el principal socio comercial de El Salvador, para julio del 2022 el país exportó $277.1 millones hacia este mercado.

La directora ejecutiva de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Leonor Selva, aseguró que la reducción de demanda en los Estados Unidos podría también reducir los productos exportados desde El Salvador.

“Muchos de los exportadores podrían ver las demandas de sus productos reducidas y como son productos de baja demanda de capital humano formado fácilmente pueden cambiar de locación”, alertó la directora ejecutiva de la ANEP, Leonor Selva.

La vocera de la asociación explicó que los consumidores norteamericano no solo están disminuyendo la demanda de mercado, también poseen un exceso de almacenamiento de productos, una consecuencia directa de la crisis logística percibida en el mundo hace algunos meses.

Lo que más se teme es que la reducción de lo exportado provoque que las empresas cambien de locación, en una región en donde El Salvador compite con sus pares centroamericanos por la inversión internacional.

La crisis en Estados Unidos ya pasó factura a la mano de obra salvadoreña, el 31 de agosto la Cámara de la Industria Textil y Confección de El Salvador (Camtex) informó que la empresa textil Fruit of the Loom cerraría una de sus plantas en el país, y aunque la marca no desaparecerá, entre 700 y 800 empleos se perderán.

La razón, como explicó la directora ejecutiva de Camtex, Patricia Figueroa, se centró en el cambio de demanda de los compradores estadounidenses, afectados por la crisis, la inflación y el incremento en el precio de los combustibles.

Estados Unidos es el principal socio comercial de El Salvador, para julio del 2022 el país exportó $277.1 millones hacia el mercado estadounidense, lo que representó el 40 % de las exportaciones totales de ese mes, que ascendieron a $691.7 millones.

Y aunque El Salvador sigue vendiendo y generando exportaciones hacia dicho mercado, la cantidad que se exporta ya no es la misma, entre junio y julio los exportadores salvadoreños pasaron de vender 78.4 millones de kilogramos a 40 millones, un 48.9 % menos.

Fomentar la inversión

La clave para apoyar a que el país salga adelante, indicó Selva, es la inversión, y para motivar a la misma son necesarias las “reglas claras”, en un ambiente en el que las leyes sean discutidas de forma abierta y transparente.

Indicó que muchas empresas también deben recomponer sus procesos productivos desde la atención al cliente.

A esto se suma la necesidad de la educación para los colaboradores para adaptarse al contexto mundial, y de la innovación.

“Las dos claves a nivel de país es productividad y competitividad, qué es competitividad, recordar que El Salvador no es una isla que si queremos atraer una inversión no solo nos estamos vendiendo nosotros, estamos compitiendo con el resto de países centroamericanos”, reiteró.

El gerente económico de la ANEP, Waldo Jiménez, explicó durante una conferencia de prensa que El Salvador ha seguido generando nuevas empresas y empleos desde que la pandemia por covid-19 paralizó el país

La ANEP citó datos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) donde se evidencia que en el 2021 se crearon 2,260 empresas, mientras que en el primer semestre del 2022 se han creado solo 81.

No obstante, lo destacado para la gremial es que desde el 2020 el país ya recuperó 1,717 empresas que se habían perdido, y se han generado 732 nuevas empresas.

Jímenez también enfatizó en la generación de 62,000 empleos en el 2021, y los más de 15,000 nuevos trabajadores en los primeros seis meses del año.

Sin subsidio al salario mínimo

Desde agosto del 2021, cuando entró en vigencia el incremento del 20 % al salario mínimo, el Gobierno anunció la entrega de un subsidio para que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) cubrieran dicha alza. No obstante, el beneficio monetario venció en julio pasado, y el Gobierno reiteró que este solo duraría un año.

La ANEP aseguró que la eliminación del subsidio al salario mínimo para las mipymes podría provocar reducción de personal o incluso cierres de empresas.

“En una crisis inflacionaria las pymes, su primera carencia es la liquidez, y la planilla suele ser el gasto más grande, entonces al liberar el subsidio… podría obligar a las pymes a tener que dispensar a algunos de sus empleados”, indicó la directora ejecutiva.

Selva realizó un nuevo llamado al Gobierno para que reconsidere extender el subsidio focalizado.


FUENTE: Diario El Mundo / diario.elmundo.sv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESES