Daño en puente de Guatemala afecta comercio.

El paso por el puente Petapilla sigue restringido. El uso de rutas alternas ha elevado los costos y genera retrasos, dijo COEXPORT.

El colapso del puente Petapilla, ubicado en la ruta CA-10 que une a Zacapa con Chiquimula en Guatemala, ocurrido a finales de mayo, continúa afectando el tránsito de las mercancías que El Salvador importa y exporta, informó la Corporación de Exportadores (COEXPORT).

Tras el incidente, las aduanas de Guatemala y de Honduras habilitaron rutas alternas; sin embargo, los exportadores señalan que el uso de estas rutas representa un aumento de los costos, desde $250 a $600, según los reportes recibidos por la gremial.

Las empresas que deciden esperar, deben pagar a diario $150 más IVA por la carga. Además, las gestiones para cambiar de una ruta a otra llevan tiempo, indicó la corporación.

Esta situación ha provocado un retraso en la movilización de los insumos. «Las exportaciones (están) tratando de salir por donde se pueda, pero con percances», informó COEXPORT. Ante los inconvenientes, las empresas solicitaron que se habilitara La Hachadura, pero sin éxito.

«A una empresa, por ejemplo, le significó costos más altos —de $500 por contenedor— por kilometraje extra de ruta alterna», apuntó COEXPORT.

Además, «los contenedores están generando costos por demoras y los tiempos de tránsito se han disparado de forma compleja para algunas empresas», agregó.

El sector exportador aún desconoce en cuánto tiempo se restablecerá el tránsito por el puente. Si está situación se alarga, los exportadores prevén un «impacto grave».

Según dijo una fuente del sector, los problemas en los pasos terrestres por las lluvias se repiten cada año y «al final pareciera que hay poca comunicación entre los gobiernos por desarrollar verdaderas rutas alternas, que garanticen una disminución a la vulnerabilidad actual».

Por los retrasos hay «falta de disponibilidad de contenedores para carga» y por ende retrasos en el despacho de pedidos, remarcó. Este sector productivo ya venía enfrentando el alza de costos en los fletes marítimos tras la pandemia, y los retrasos en las cadenas de suministro, que persisten por la saturación de puertos clave.


FUENTE: El Economista / www.eleconomista.net

Por: Rosa María Pastrán

Leave a Comment

Your email address will not be published.

en_USEN