Los precios altos sostuvieron valor de exportaciones de A.L.

El alza tiene su origen en los altos precios de los productos básicos, en un contexto en el que los volúmenes de exportación se desaceleraron, según la edición 2023 de un informe sobre tendencias comerciales del BID.

Las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe crecieron un 18.8 % en 2022 en comparación con 2021, de acuerdo con la edición 2023 del informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulado «Estimaciones de las Tendencias Comerciales de América Latina y el Caribe».

La estimación, que fue divulgada la primera semana de enero, está basada en los datos con frecuencia mensual y trimestral disponibles en 24 países latinoamericanos y caribeños provistos por fuentes nacionales oficiales hasta el 13 de diciembre del año pasado, cuyo análisis estuvo a cargo del Sector de Integración y Comercio (INT) del BID en colaboración con su Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL).

El alza, explica el informe, tiene su origen en los altos precios de los productos básicos, a pesar de que los volúmenes de exportación se desaceleraron, de forma que fueron los precios los que sostuvieron el desempeño exportador.

«La invasión de Rusia a Ucrania dio lugar a un nuevo impulso vía precios, pero la mejora de los precios benefició principalmente a las economías de ALC (América Latina y el Caribe), que son exportadoras de productos básicos», reza el documento.

El desempeño comercial de la región, sin embargo, está supeditado a la evolución de la demanda de sus principales socios, que son Estados Unidos y China, donde las previsiones de crecimiento son débiles a raíz del impacto tanto del mismo conflicto armado como de la aceleración inflacionaria, de las políticas monetarias restrictivas y de las nuevas olas de covid-19. «Es previsible que todos estos factores afecten los volúmenes exportados por ALC en los próximos meses», advierte la publicación del BID.

De 2020 para 2021, el desempeño del valor de las exportaciones de Latinoamérica y el Caribe registró un aumento del 27.8 %, es decir, un 9 % más que al cierre de 2022, porque los precios también habían experimentado un alza como resultado post pandemia. Ese fenómeno se intensificó con la guerra entre Rusia y Ucrania, pero esa tendencia al alza se revirtió a mediados de 2022 ante la desaceleración de la demanda global a causa de las previsiones de bajo crecimiento y la apreciación del dólar, de nuevo como consecuencia del mismo conflicto armado.

VOLÚMENES EXPORTADOS

En cuanto al volumen de las exportaciones de ALC, el BID estima que al cierre de 2022 creció un 6.83 % en comparación a 2021, es decir, un 2.6 % menos de lo que creció en 2021 respecto a 2020.

Este ritmo de expansión obedece principalmente a la evolución de los volúmenes despachados por México.

En términos generales, las exportaciones de México entraron en una fase expansiva, mientras que las de Centroamérica y de Sudamérica se desaceleraron. «Las exportaciones reales de México crecieron un estimado de 10.9 % en 2022, con una tasa creciente a lo largo del año. Aunque en el caso de El Salvador la estimación muestra un incremento significativo (8%), se observa cierta desaceleración a partir del segundo semestre», destaca el estudio.

LOS DATOS PARA EL SALVADOR, SEGÚN EL BCR

El valor de las exportaciones de El Salvador sumó $6,807.2 hasta el mes de noviembre pasado, de acuerdo con los datos del Banco Central de Reserva (BCR), que aún no ha publicado los datos correspondientes al último mes de 2022.

Lo anterior se traduce en un aumento del 12.3 % en comparación con el valor que fue reportado por el BCR para noviembre de 2021, cuando alcanzó los $6,064.2 millones.

El producto más exportado desde El Salvador, según los datos del BCR hasta noviembre de 2022, fueron las T-Shirts y camisetas, que representaron ventas externas por un total de $768.6 millones; en segundo lugar, los suéteres (jersey), pullovers, cardiganes, chalecos y artículos similares, que representaron otros $488.8 millones; y el tercer lugar lo ocuparon los artículos de plástico para el transporte o envasado, y los tapones, tapas, cápsulas y demás dispositivos de cierre también de plástico, que sumaron un total de $302.1 millones en ventas externas.

LOS DATOS PARA EL SALVADOR, SEGÚN ESTIMA EL BID

Los datos que recoge el BID para El Salvador, por otra parte, incluyen estimaciones hasta diciembre.

«Luego de haber experimentado un aumento del 31.8 % durante 2021 (con respecto a 2020), se estima que las exportaciones de El Salvador se incrementaron un 13.9 % en 2022. El aumento de los envíos hacia el resto de Centroamérica explicó más de la mitad de la expansión total y cayeron fuertemente los despachos a Asia», concluye el estudio.

En detalle, expone la entidad financiera internacional, El Salvador aumentó en un 17.1 % el valor de las exportaciones hacia América Latina y el Caribe; en un 8.9 % hacia Estados Unidos y en un 58 % hacia la Unión Europea.

En cambio, los porcentajes de crecimiento se redujeron en lo que respecta a las exportaciones enviadas hasta Asia (excluyendo China) en un 50.7 %, mientras que sus pares en Centroamérica las aumentaron significativamente: Honduras las elevó en un 72 %, Nicaragua en un 75.5 %) y Panamá en un 85.6 %.

En cuanto a las exportaciones salvadoreñas que fueron directamente hacia China, el valor de estas disminuyó en un 48.8 %, solo seguido por Honduras, donde se redujeron en un 20.9 %.


FUENTE: La Prensa Gráfica / www.laprensagrafica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES